#CómoSalimosDeEsta

Si tan solo el país estuviese interconectado (3)

Publicado: 2010-04-14

El regreso de los muertos vivientes.  Para cualquiera que esté vinculado a la exportación o importación de mercadería está clarísimo que el Perú por mucho tiempo ha tenido los puertos más atrasados tecnológicamente de la región.  Y eso podría ser que no fuese un problema, si no es que además ofrecieran el servicio de la peor calidad posible.  No solamente eso, sino que el total descuido y maltrato en el que se encontraban nuestros puertos hacían que fuesen los más caros del continente.  Estas afirmaciones no son producto de un idealismo político o de una tendencia económica.  Son cifras medidas por entidades nacionales y extranjeras.

Y esto no es así porque somos piñas.  Es porque el encargado de administrar nuestros puertos era un cero a la izquierda.  Se trata, por supuesto, de nuestro viejo amigo de siempre, ENAPU.  Y ante la ineficiencia de esta entidad pública es que se entiendió que era necesario ir entregando los puertos a entidades privadas, un proceso que en economía se llama concesión.  Ahora, al Perú le ha costado aprender cómo se hacen estas concesiones bien.  Todos recordaremos seguramente el problema que hubo en Paita, cuando la tarifa a los usuarios después de la entrega del puerto a manos privadas subió, en vez de bajar.  Pero en fin, se supone que con el tiempo se debería aprender para irlo haciendo mejor (o deberían, en todo caso).  Pero de que ENAPU tuvo décadas enteras de oportunidad para hacer las cosas bien y no lo hizo, eso siempre ha quedado claro en la mente de todos los que siguen el tema.

Por eso sorprende el Decreto Supremo 019 emitido por el Ministerio de Transportes, que se suponía que estaba comprometida con la inversión en infraestructura en el Perú.  Ahora resulta que ENAPU -la causante de nuestros problemas- será la encargada de decidir la participación del sector privado en los puertos peruanos.

O sea, se bloquea la opción para siempre de modernizar los puertos peruanos.  Porque si el que estuvo a cargo de hacerlo no lo hizo... Eso no es casualidad.  Es porque hay intereses comprometidos para que eso nunca se haga.  Y si a ese responsable se le encarga decidir quién lo hará, no hay que ser muy astuto para deducir lo que va a pasar ahora.

Es una lástima, porque el desarrollo del país en buena parte está atado a la eficiencia de nuestras exportaciones y al exitoso proceso de integración comercial del país al mundo.  A que nuestras empresas están cada vez más competitivas (de a poquitos, pero lo están).  Y si se bloquea la posibilidad de tener mejores puertos, es prácticamente un sabotaje al progreso.  Tomen en cuenta, no más, que ENAPU ha hecho hasta lo imposible por dejar ir los puertos. ¿Ahora va a ser ENAPU la que decida cuándo se entrega uno? No me hagan reír.  Con lo que nos ha costado que operadores internacionales estén interesados en invertir en ese bodrio que es ahora el puerto del Callao.


Escrito por

mildemonios

Economista con postgrado en periodismo.


Publicado en

Economía de los mil demonios

No respondas a la pregunta que te hacen, sino a la que deseas que te hayan preguntado