quiere estar más segura

Perú país minero, dicen (8): Mentiras, son todas mentiras

Publicado: 2011-05-30

Hoy lunes 30 de mayo ya nadie sabe lo que pasa en Puno.  Todos sabemos que ha habido un conflicto que ha durado más de una semana, que le prendieron fuego a los locales de la Sunat y de la Contraloría, que la gente llegaba en camionadas a protestar, etc, etc.  Pero, ¿alguien realmente sabe en qué ha quedado el conflicto? Algunos medios de hoy resaltan que se supone que se ha llegado a un acuerdo, por el cual una parte levanta el paro y la otra suspende dar nuevas concesiones mineras por un año.

Como si eso fuese conciliar.  Eso se llama ceder.

Por supuesto que no estoy de acuerdo con la manera cómo se ha manejado el conflicto y las razones por las cuales hemos llegado a ese punto lamentable, que ha reportado tal violencia.  Por supuesto que estoy en desacuerdo con la patética actuación de nuestro presidente y con la del presidente regional puneño.  Pero claro que estoy de acuerdo en que aquí hay un problema más de fondo que hay que tratar con mucha más calma.  De hecho, todo gobernante responsable mantendría un ojo en Puno permanentemente a partir de ahora.  Después de todo, como lo identifica este documento de GRADE, es una zona que reúne varias características para promover conflictos violentos.  Lo cual, la historia nos demuestra cada cierto tiempo.

¿Pero suspender concesiones mineras por un año? Harto problemático y muy poco estratégico.  Por varias razones.

Primero, esto promueve aun más la filosofía del NO-HAY-FORMA.  La economía moderna te dice que cuando hay una operación que perjudica a un grupo de gente, a estos se le tiene que compensar de alguna manera.  Y que si los beneficios que trae esa operación no son suficientes para compensar justamente, pues no se hace (solo en ese caso).  Esta decisión de suspender las concesiones por un año patean completamente eso y nos llevan nuevamente a una situación de ley del más fuerte, en donde para paralizar una u otra inversión solamente tienes que hacer suficiente bulla (efectivamente aplicando el NO-HAY-FORMA).

Lo cual, por supuesto, no quiere decir que los puneños en esta oportunidad no tuvieran razones para protestar.  Pero en vez de atender esas razones, simplemente se les ha entregado la sartén.  Buena suerte tratando de llegar a una solución pacífica la próxima vez que haya conflicto, gobierno central.  Porque muchachos, no se dejen engañar. ¿Conflictos y bloqueos? Conflictos y bloqueos eran los de antes, cuando cada vez que se cedía se daba el mensaje de que ésa era la manera de obtener algo en este país.

Segundo, ¿en serio creen que no hay ganadores con esta decisión? Por supuesto que los hay.  Recuerden, el peor enemigo de la minería formal no son los ambientalistas, es la minería informal.  Y resulta que en Puno hay fuerte minería informal.  Si sabes que hay yacimientos que sabes que valen millones de dólares (como es el caso) y el gobierno dice que no se explota porque no... ¿Qué impide a los informales proceder a explotarlos de todas maneras? No es como que fuese algo sin precedentes.  Así que en vez de tener un recurso siendo explotado formalmente pagando canon, sobrecanon, impuesto a la renta, etc, etc, tendrás un inmenso problema ambiental -porque a los informales les importa un rábano el medio ambiente y no hay forma de controlarlos- y un creciente problema social.  Lo cual, por supuesto, no quiere decir que no haya fundamento a los reclamos ambientales de los que han estado protestando.

Tercero, concuerdo con el amigo Jorobado en que ninguno de los candidatos actuales tendría forma de interceder en el conflicto.  Pero además, este resultado no le conviene a ninguno de los dos.  A Ollanta Humala porque su famosísimo impuesto a las sobreganancias mineras se ve seriamente mermado si el suspender concesiones mineras por un año es una opción para éste y las demás regiones.  Buena suerte tratando de financiar Pensión 65 y las demás iniciativas misteriosas con apenas un impuesto nuevo (como se supone que será el caso), cuando este impuesto tenderá a cero en el tiempo.  A Keiko Fujimori le conviene menos aún, porque su imagen de candidata que defiende el modelo económico la obligaría a tomar medidas más duras para solucionar el siguiente conflicto comparable.  Y no quiero ni imaginarme a quién enviará a romper la manifestación: Rafael Rey o Martha Chávez.

Cuarto, al igual que luego de cada conflicto, todos somos entrenadores y tenemos la fórmula para evitar otro resultado similar.  En este caso, la gente de Noticias SER insiste en que esto nos enseña que el siguiente gobierno tiene una serie de tareas pendientes.  Entre ellas, reformar el procedimiento por el cual se entregan las concesiones mineras (o sea, no suspenderlas... Si no, replantear el procedimiento), mejorar el sistema de evaluación de impacto ambiental (que en mi opinión no convence a nadie: a la empresa, a las comunidades, al Estado), etc.  A ver si el siguiente presidente se lo toma en serio y aprovecha la maquinaria que tiene Defensoría del Pueblo para identificar los conflictos antes de que se vuelvan inmanejables.

Quinto, si quieres dejar de ser primario exportador tienes dos opciones: O inviertes esfuerzos para ser "secundario exportador" (llamémoslo así) o dejar de exportar la materia prima para siempre.  El primer camino genera riqueza y desarrollo.  El segundo te estanca en la pobreza.  La decisión de suspender concesiones lleva al segundo camino.  No se está construyendo nada, no se está avanzando.  Buena suerte tratando de instalar una industria metal mecánica en este país, si ya no se puede producir metal.

Sexto, regalías mineras... Tanto que fregaron para que comencemos a cobrar regalías mineras (que es un concepto relativamente nuevo en el Perú)... ¿Para esto? ¿Para comenzar a cobrarlo cada vez menos suspendiendo concesiones? No me suena muy consistente que digamos.


Escrito por

mildemonios

Economista con postgrado en periodismo.


Publicado en

Economía de los mil demonios

No respondas a la pregunta que te hacen, sino a la que deseas que te hayan preguntado