la naranja está partida

Como si el 2010 no fuese electoral (15): La ejecución del presupuesto

Publicado: 2012-01-03

No importa si te cae bien Susana Villarán y quieres celebrar su buena administración o si la odias y quieres demostrar que es una incompetente.  En ambos casos recientemente se han publicado cifras para hacerte feliz.  Y para atacar al que no esté de acuerdo contigo, por supuesto.  En estos últimos días el tema ha sido el nivel de ejecución del presupuesto de la municipalidad de Lima.  Y la verdad es que si algo ha demostrado la discusión es que hay gente que nació para manipular a los demás y que el conocimiento de cómo funciona este asunto del presupuesto y su ejecución deja mucho que desear.

Pero vayamos por partes, para que después no me acusen de bruto y achorado.

Primero, hay cifras para todos.  Como decía, mientras que La Mula publicó un artículo con "las verdaderas cifras" de Susana Villarán, el blog Vena Quema Sangre hizo un repaso de "las verdaderas-verdaderas cifras" de Susana Villarán.  Mientras que en El Correo decían que la alcaldesa solamente ejecutó un 13.2% de su presupuesto (y en Gestión también), Andina decía que la ejecución había sido durante el 2011 de 59%.

Ahora, es totalmente entendible que alguien que pasaba por ahí simplemente sospeche algo raro, como sucedió ayer en Twitter.  Varias personas comenzaron a cuestionar que haya una diferencia tan grande entre el 59% de Andina y el 13.2% de Gestión.  Y por supuesto que es sospechoso.

En economía esta clase de mediciones se pueden manipular muy fácilmente.  Todo depende de cómo se mida.  Depende del periodo que se tome, de los parámetros, de las definiciones.  Así que en cierta medida, más importante que la cifra misma es cómo se está midiendo ésta.

Segundo, hay medios para todos.  Cuando yo tuiteé ayer la cifra del 13.2%, de inmediato me saltaron a acusar de ser parte de la #DBA (derecha bruta y achorada).  Claro, después, cuando colgué el documento de donde salía la cifra y a intentar entrar a explicar que la manera como se medía este 13.2% era distinta a la que se usa para medir el 59% de Andina, ya la cosa se había caldeado y todos se estaban insultando entre ellos.  Así, obviamente, no se puede llegar a nada.

Si repasan el post de La Mula y lo comparan con el de Vena Quema Sangre verán que las cifras son distintas.  O sea, se están midiendo cosas distintas.  En un toque entro a ese detalle.  Y que mientras que El Correo se revuelca en el lodo de un bajo nivel de ejecución (como se espera que lo haga, después de todo ese periódico odia a la Villarán), Gestión lo menciona como algo casual y como parte de un documento más extenso que tiene más cifras. ¿Pero Andina? ¿En serio ahora Andina es la fuente fidedigna a la que hay que creerle? O sea, si quieres, yo no tengo problema con eso.  Pero hace unos meses te burlabas de Andina por ser un medio que no es particularmente tampoco un bastión de la objetividad periodística.  Pero ahora que arroja cifras que te son convenientes, es el *un* periódico que sí mencionas, por encima de todos los demás.  Si quieres, ¿pero sabes que son los mismos que sacan El Peruano, no? #digonomas

En todo caso, todo este menjunje nos deja con un problema: ¿A quién creerle? Aquí una pista: No le creas al que cambia de posición cada cinco minutos.  No le creas al que se burlaba de Andina hace poco y ahora lo usa de fuente única.  No le creas al que salta a insultar al que no está de acuerdo con él o ella sin darle oportunidad de explicarse.

Sobre todo si en este caso la información es pública y tú solito con tu excel puedes sacar tu propio cálculo.

Tercero, aquí la fuente oficial es el SIAF.  El que tiene el dato conciso e indiscutible es el Ministerio de Economía y Finanzas, que es el que lleva la cuenta del dinero.  Dentro del MEF está el Sistema Integrado de Administración Financiera del Estado, conocido en los bajos mundos como el SIAF.  Si no me creen a mí, creanle a la Mesa de Concertación de la Lucha contra la Pobreza en este documento, en el que explica por qué el SIAF es un instrumento necesario para una gestión pública saludable y para evitar la corrupción.

En el SIAF se registra básicamente todo el dinero que usan los ministerios, los gobiernos regionales, el Poder Judicial, el Congreso, etc.  Así que eres periodista y quieres seguir al dólar, es tu instrumento de todos los días.  O debería serlo, en todo caso.  Lo chévere es que no es muy complicado de usar, así que cualquiera puede entrar y hacer su consulta.  Pero hay que entender bien los parámetros.

La información del SIAF está en este portal de transparencia del MEF.  Ahí, en el medio, podrán ver cuatro columnas.  Una tiene como título "Seguimiento de la ejecución presupuestal", otra tiene como título "Ejecución de proyectos de inversión" y otra "Consulta de transferencias a los gobiernos nacional, regional y local".  Chequea cada uno para que te hagas una idea de cómo es esto.

Cuarto, diferencia entre PIA y PIM.  La primera jugada que pueden usar para manipular la información es la decisión de utilizar el Presupuesto Institucional Aprobado (PIA) o sus Modificaciones (PIM).  El PIA es el inicial, el que se acuerda cuando la gente se junta y decide cuánto dinero irá a cada lado.  Las Modificaciones son las que se van aprobando luego en el Congreso o donde sean correctamente justificadas.

Entonces, si entras a este enlace y le das click a "Sectores", podrás ver cuánto dinero se designó para cada uno de los ministerios (y otras entidades, pero por el momento quedémonos en los ministerios).  Las dos primeras columnas con numeritos son el PIA y el PIM.

Como podrán ver, el PIM tiende a ser mayor que el PIA.  Esto es lógico, pues lo normal es que uno pida plata y después pasen cosas que hagan que uno tenga que ir a pedir más.  O que no proyectó bien y tenga que ir a ajustar el presupuesto.  Aquí los copio para que lo vean directamente (simplemente le di a la opción de "Exportar a excel", arriba a la izquierda y luego borré las filas y las columnas que no vienen al caso).

Como podrán ver, casi todos tienen un PIM superior al PIA.  O sea, cuando pidieron modificaciones, terminaron con más presupuesto.  Hay cinco excepciones: Ministerio de Trabajo, Mincetur, Minam, Minsa y Vivienda.

Entonces, si quieres hacer quedar mejor sobre la base de lo ejecutado al final, te va a convenir usar el PIA, en vez del PIM, que tiende a ser superior (así la base es menor sobre la base del resultado, dando un porcentaje ejecutado mayor).  No obstante, usar el PIM es lo más adecuado, porque se supone que esas modificaciones son aprobadas sobre la base de una justificación.  O sea, no se incrementa el presupuesto porque a alguien se le ocurre, sino que hay que pasar por un proceso.  Y por último, esas modificaciones son parte del presupuesto al final de cuentas y debería ser ejecutado en el mejor de los escenarios.  Pero no siempre lo es.

Quinto y mucho más. No pensé que este post me fuese a salir tan extenso, así que por el momento lo dejo ahí.  La verdad es que hay un rehuevo de material con respecto a esta vaina y la gente está tan quisquillosa, que prefiero ir lento.  En un próximo post, lo demás.  Igual este rollo de la revocatoria y de la derecha bruta e ignorante y todo eso va a aguantar un par de semanas más, seguramente.

(Dibujito de arriba: http://fitolop.blogspot.com)


Escrito por

mildemonios

Economista con postgrado en periodismo.


Publicado en

Economía de los mil demonios

No respondas a la pregunta que te hacen, sino a la que deseas que te hayan preguntado