la naranja está partida

Como si el 2010 no fuese electoral (16): Más sobre la ejecución del gasto

Publicado: 2012-01-05

El asunto de la ejecución del gasto continuó siendo tema de discusión en las redes sociales por un par de días más.  Desde que escribiera un post al respecto el martes de esta semana, motivado por la intolerancia que había en Twitter cuando uno decía una cifra y otro salía con otra y recibía toda clase de insultos de donde sea.  La verdad es que la mayoría de los números que soltaban estaban bien... lo que pasa es que miden cosas distintas.  Por eso decía que más importante que tener el número correcto es saber lo que significa.  Y no cerrarse a la discusión.  Porque quién sabe, a lo mejor estás haciendo roche.

En el post anterior ya adelantaba un primer criterio que había que tener presente: La diferencia entre el PIA y el PIM.  Y que un análisis serio se hace comparando el PIM con el dinero ejecutado, no el PIA.  Ahí no más ya tenían una primera forma de manipular las cifras.  Sigamos ahora.  Recuerden que aquí la fuente oficial aceptada es la información el SIAF, generada por el MEF (presentada en su versión más simple en esta plataforma de consulta amigable).

Quinto (siguiendo con la numeración del post anterior), el festival de números ha continuado.  Esto sigue demostrando que al final cada quien puede creer lo que quiera.  Empecemos mencionando que la misma Susana Villarán dio una conferencia de prensa el martes 3 de enero, explicando por qué para ella la ejecución es de 55.9% durante el 2011.  Y de hecho, tiene razón.  De la manera como lo está midiendo.  Y aquí hay un detalle interesantísimo. ¿Se acuerdan cómo cuando Castañeda hablaba no le creíamos ni la hora? De hecho, ¿se acuerdan cuando a los periodistas en la universidad les enseñaban que a los políticos hay que cuestionarlos, no sé, por si acaso? Ya, aparentemente eso es cosa del pasado.  Cuando la alcaldesa habló hubo periodistas que pretendieron dar por sanjado el tema.  Como si ya, se acabó porque ella misma ya dijo. ¿Así es ahora? O sea, no digo que sea un mentirosa, ni todo lo contrario.  Pero no sean tan caletas, pues.

De hecho, estos dos días no han sido solamente festival de cifras, sino también festival de supuestas razones por las cuales no debemos cuestionar nada de la municipalidad de Lima.  Desde las razones subidas de tono de Cero Contenido hasta la inoperancia de alcaldes anteriores de Jorge Bossio.  Y ok, todo está bien.  Pero tampoco es para insultar a los que tienen otros números.  Porque, como decía, hay cifras para todos.

Por lo pronto, una buena explicación directa al grano de la diferencia entre un set de cifras y el otro es éste del Periscopio de Jonás.  Con su buen sustento gráfico, además.

Sexto, el problema del ámbito geográfico.  Esto está solucionado de distintas maneras en varias de las fuentes que uno puede visitar, pero es importante tener en claro -y sí, ya sé que suena tonto, pero varios han cometido este error en estos días, intencionalmente o sin querer- los ámbitos.  Si uno entra, por ejemplo, a este enlace que muestra los montos de proyectos de inversión aprobados como viables por el SNIP para ser ejecutados durante los últimos años, veremos que la palabra "Lima" está dos veces.  Una es en la línea 15, "Gobierno Regional Lima".  La otra es la línea 16, "Gobierno Regional Lima Metropolitana".

Esto es porque lo que solía ser el departamento de Lima está dividido en dos (y hasta en tres, en realidad) territorios que para efectos prácticos tienen el mismo nivel.  Uno es la municipalidad municipal de Lima, que para estos efectos tiene tratamiento de gobierno regional.  Desde hace poco a esto hay que añadirle el presupuesto del gobierno provincial de Lima, pero eso lo explico luego.  Antes debe quedar claro lo siguiente: Al mismo nivel que este presupuesto de el "gobierno regional de la municipalidad metropolitana de Lima" está el "gobierno regional de Lima Provincias".  No entiendo bien la lógica, pero todo lo que alguna vez fue el departamento de Lima y no es parte de Lima Metropolitana, ni Callao está incluido en el concepto "Lima Provincias" y está regido por otra mancha de gente desde oficinas en Barranca, al norte de la ciudad de Lima.

En este enlace del INEI podrán ver un poco mejor este asunto.  En la primera línea está Lima Metropolitana, en la segunda Lima Provincias (que no incluye la provincia que casualmente también se llama Lima, ¿entienden?).  Y en la tercera linea está Lima, el distrito.  Como si no fuera suficiente Lima para distraernos a todos.

Éste es un detalle importante, porque los niveles de ejecución y de eficiencia del gasto no son precisamente los mismos.  Son estructuras distintas con procesos distintos.  Solo para que se hagan una idea, hay varios proyectos de la Municipalidad Metropolitana de Lima que tiene que coordinar con varios distritos de la ciudad, no todos los cuales están dispuestos a colaborar con la alcaldesa, por ser de otros partidos políticos.  Además, manejan niveles de presupuesto distinto, porque incluyen masas distintas de personas.

Aquí tenemos, entonces, una segunda manera de manipular las cifras.  Lo que le corresponde a la amiga Susana es lo del "Gobierno Regional de Lima Metropolitana" (y lo del "gobierno provincial de Lima", pero de eso hablo luego).  "Lima Provincias" le corresponde al presidente regional Javier Jesús Alvarado Gonzales del Valle, de la organización política Patria Joven.  En este enlace podrán ver su hoja de vida registrada en el Jurado Nacional de Elecciones, con email y todo, por si quieres comunicarte con él.  Aquí su fotito, para los que no tienen planeado volverlo a ver.

Sétimo, niveles generales de ejecución.  Varios técnicos involucrados en temas de presupuesto público han estado aclarando a gritos (para los que quieran oír) que el 2011 fue un año particular y que el 2010 también lo fue, lo que hace las comparaciones un poco truculentas.  Esto se puede ver claramente en el enlace de los proyectos viables del SNIP, si hacen click en los iconitos que muestran un grafiquito al costado del nombre del territorio.  Si uno hace eso para la Municipalidad Metropolitana de Lima, obtendrá el siguiente gráfico.

La línea verde es la cantidad de dinero que el SNIP le aprobó como viable para invertir en proyectos.  Considerando que el primero de enero de 2011 es cuando Susana Villarán entra a la alcaldía, uno podría ver este gráfico y decir caray, qué trabajador fue el alcalde anterior y qué tal caída tuvo la administración actual.  Pero hay dos detalles que hay que considerar aquí.

Primero, que Susana Villarán está haciendo lo que siempre se recomienda a los políticos que asumen un cargo democráticamente elegido, pero pocos hacen en el Perú: Continuar las obras del alcalde anterior.  Eso para este país es harto novedoso y loable y es una pena que la gente no lo sepa más.  Valdría la pena que lo comunique mejor.

Segundo, ha habido factores externos que han afectado a todos los gobiernos subnacionales (que es como se le llama al conjunto de gobiernos que son más pequeños que el país entero: regionales, provinciales, distritales, etc).  No solamente la crisis, sino también las medidas que se han tomado luego para enfrentar condiciones económicas internacionales adversas por si acaso.  Además, está el innegable efecto del gasto previo a la salida de una autoridad y en fin. Todo esto ha hecho que este mismo gráfico para todos los gobiernos regionales arrojen una jorobita similar.  Chequeen aquí cuatro como muestra (de Arequipa, La Libertad, Cusco y Puno).

Octavo y más todavía, sorprendente, pero aún hay más que cubrir.  No obstante, hasta aquí ya pueden ir viendo que hay varias maneras de manipular los números.  Si tienen cuenta de Twitter, síganme en esta cuenta @mildemonios.  En estos días básicamente de estos es de todo de lo que estoy tuiteando, caso.  La próxima semana sigo con muchas más aclaraciones importantes en todo este asunto.

(Dibujito de arriba: http://www.frameadvance.com/)


Escrito por

mildemonios

Economista con postgrado en periodismo.


Publicado en

Economía de los mil demonios

No respondas a la pregunta que te hacen, sino a la que deseas que te hayan preguntado