#CómoSalimosDeEsta

Perú país minero, dicen (13): Giro en el guión del conflicto de Conga

Publicado: 2012-08-23

Cuando revivieron el asunto de Alexis Humala supuse que venía una bomba mediática que estaban tratando de minimizar.  Y entonces salió la entrevista de Ipsos Apoyo realizada en Cajamarca.  Para los que aún no se han enterado, resulta que el 78% de la población de Cajamarca se opone al proyecto de Conga, lo cual seguramente le ha caído como agua fría a varios que alegaban que en esa región en realidad la mayoría de la población apoyaba al proyecto, pero eran opacados por la voz de Santos y su gente. La desaprobación del proyecto Conga sube en zonas rurales a 83%.

Y si bien han saltado a celebrar algunos como si esto fuese "exhibit A" de que nunca se debió haber planteado semejante proyecto minero y otros saltan fatalistamente a predecir escenarios apocalípticos en los que nunca nadie volverá a invertir en el Perú, lo cierto es que el análisis no está completo si no se ve la data completa.  No digo que Conga vaya o no vaya, sino que lo importante son las condiciones en las que iría o en las que no iría.  Que es, básicamente, lo que varios decían desde el comienzo.

En ese sentido, es crucial para entender este nuevo giro argumental en el drama de Conga leer el último post en el blog de Alfredo Torres, en el que ahonda en las cifras de esta encuesta.  Sí, 78% de los cajamarquinos se opone a Conga, pero el 36% está dispuesta a cambiar de posición si se asumen ciertos compromisos.  Apenas el 42% define que no cambiará de opinión por nada.  Así que la cosa no está finita para la minería en esa región.

Ponerse tercos en que Conga va, porque la ley así lo ampara, implicaría mandar tropa tras tropa para garantizar la seguridad de los trabajadores de la minera, algo que llevaría a mayores tensiones luego y enfrentamientos.  O sea, para nada recomendable.  Pero no hacer nada tampoco es excelente idea, porque -además de ser una pésima señal para todos los que quieren paralizar proyectos mineros por distintas razones- bloquea una excelente alternativa de desarrollo para los cajamarquinos.

Torres comenta el caso de Arequipa, en donde un trabajo constante y sostenido ha llevado a que hoy en día los arequipeños -que alguna vez se oponían a todo lo que implique inversión extranjera- hayan aprendido a acoger la inversión privada y que en un fuerte 57% se encuentre mejor que apenas en el 2005.

A las autoridades en Cajamarca claramente no les interesa cambiar esta percepción, lo que deja al gobierno central con esa responsabilidad.  Y es que alguien tiene que interceder para aclarar los mitos que se están manejando aquí.  Desde que Santos es el diablo hasta que Conga cargará con las lagunas.  La principal razón en Cajamarca para oponerse a Conga (en un 34%) es que destruirá el medio ambiente... Algo que a estas alturas debería quedar claro entre los técnicos que no es cierto.  El problema aquí es de comunicación.  Es más, el 23% de opone porque supuestamente contaminará el agua, algo que también debería quedar claro que tampoco es cierto.

El peligro para el sector minería en general se incrementa si vemos las cifras a nivel nacional para agosto del 2012.  La desaprobación de Ollanta Humala se mantiene alrededor del 49%, mientras que la aprobación sigue en 40%, algo que podría introducir incentivos a ponerse más populista.  Pero además, a nivel nacional el 45% de los peruanos no cree que la posición de Santos represente el sentir de la mayoría de los cajamarquinos, algo que resulta que no es correcto.  Es decir, pareciera la maquinaria mediática pro-Conga fue efectiva en promover el mensaje equivocado.

Equivocado por partida doble: Porque no es cierto y porque habría sido mejor que se enfocara a promover otro mensaje.  Así que la tarea está clara para los que aún quieren que esto salga adelante.

(Dibujito de arriba: http://sambosma.blogspot.com/)


Escrito por

mildemonios

Economista con postgrado en periodismo.


Publicado en

Economía de los mil demonios

No respondas a la pregunta que te hacen, sino a la que deseas que te hayan preguntado