No al caballazo

El berrinche estadístico (10): Quién reconoce primero los cambios

Publicado: 2012-12-18

En el post anterior intenté comparar la capacidad de predicción de las estadísticas de Ipsos Apoyo con las de IOP PUCP.  Claro, de una manera bastante rudimentaria.  Y es que aquí lo que nos importa es si Susana Villarán podrá salvarse.  La tendencia actual indicaría que no se salvará de ser revocada (a pesar de que algunos medios que usualmente repudian encuestadoras ahora les crean, porque algunas de ellas convenientemente seleccionadas le dan más aceptación a la alcaldesa este mes que el mes pasado... si tan sólo fuese tan simple).  A menos, claro, que haya un cambio en la tendencia.  Y la última vez que sucedió eso -precisamente en las elecciones municipales que la dejaron de alcaldesa- las distintas encuestadoras tuvieron maneras distintas de reportarlo.

¿Me siguen? Si queremos irnos adelantando e ir tasando si Susana se salvará de ser revocada (no es suficiente que su aprobación esté subiendo ligeramente, sino que el No debe tener más votos que el Sí), tenemos que estar atentos a los cambios en las tendencias reportados por las encuestadoras.  Pero algunas son mejores que otras para eso.  Hasta el momento lo que tenemos es que Ipsos Apoyo es más conservadora para reportar estos cambios.  Por lo menos más que IOP PUCP, que fue la que mejor reconoció ese cambio.  Lamentablemente, según me cuentan, IOP PUCP ha decidido ya no hacer encuestas de opinión pública.  Por lo menos eso me dicen por Twitter.  Así que ni modo.

¿Qué hay de Datum, entonces? Lamentablemente Datum es muy inconstante.  Ha sacado data de intención de voto o de aprobación de la alcaldesa, pero no para todos los meses (tampoco ha sacaso encuestas previas a las elecciones en todos los meses) y eso no permite armar una serie válida.  O por lo menos, no la he hecho pública.  Si alguien cuenta con esa información, a ver si se la juega.

Así que la otra que podemos usar como referencia es CPI.  Ésta sí tiene un record más constante y consistente.  Y tiene la particularidad de encontrarse entre Ipsos Apoyo y IOP PUCP en su predicción del cambio de tendencia.  Para que lo vean con mayor claridad, lo pongo gráficamente.  Primero vean la intención de voto que le daba IOP PUCP a Susana Villarán en las elecciones municipales conforme se acercaban a las elecciones mismas.

Como verán, de julio a agosto (cuatro meses antes) el IOP PUCP ya había identificado un giro.  CPI, en cambio, se demoró un mes más en reportarlo.  Aquí gráficamente la intención de voto que le daba esta encuestadora a Susana Villarán.

Como podrán ver, CPI se demoró un mes más para reconocer el giro.  Esta encuestadora entre julio y agosto reportó un aumento en la intención de voto por Susana Villarán, pero no tan marcada.  Y recién para el siguiente mes (de agosto a setiembre) se mandó a confirmarla en serio, subiendo su intención de voto estimada.  Un paso más atrás estuvo Ipsos Apoyo, que fue más conservadora y esperó a que se confirme la tendencia antes de reportarla.  Gráficamente su intención de voto para Susana Villarán se veía así.

Entonces, dado que no contamos con IOP PUCP para predecir el giro, nos queda CPI e Ipsos Apoyo.  Para poder saber si Susana Villarán tiene esperanza, necesitamos esperar a tres meses antes de la consulta.  Esto es en diciembre 2012.  Si para este mes CPI no reporta un cambio en la tendencia, ya vayan viéndolos empacar.  Pero si lo reporta, tendríamos que esperar al siguiente mes a que se confirme el cambio de tendencia con Ipsos Apoyo.

O algo así.  A GfK no la meto aún.  Ya van a ver por qué.

(Dibujito de arriba: http://emcarroll.blogspot.com)


Escrito por

mildemonios

Economista con postgrado en periodismo.


Publicado en

Economía de los mil demonios

No respondas a la pregunta que te hacen, sino a la que deseas que te hayan preguntado