se siente orgullosa!

El segundo negocio más viejo del mundo (6): Servicio militar obligatorio

Publicado: 2013-03-27

Ahora último ha salido de nuevo el tema del Servicio Militar Obligatorio. Y con él, muchos otros temas relacionados que no hacen sino dejar en claro que estamos madurando políticamente demasiado lento como país.  Algunos puntos que me llaman la atención con respecto a este asunto.

La solución mágica.  Típico de la mentalidad militarista el pensar que con una orden cómo ésta se soluciona un problema. ¿Ha incrementado la delincuencia? Entonces, pues que entren al cuartel esos chiquillos revoltosos.  Claro, como si así se solucionase algo.  Porque, verán, en los cuarteles hay sicólogos que tratan las desviaciones de antisocialidad, pues, ¿no? De lo contrario, lo que estás haciendo es entrenar a potenciales delincuentes en criminales que dominan el manejo de las armas.  Y como que no habría tenido sentido todo.

También solución mágica para el desempleo juvenil y tantas otras inconveniencias que molestan a los políticos.  Es la versión militarista del fujimorista "todos a la pena de muerte". ¿Ven? Y es que la solución verdadera a estos problemas de fondo son mucha chamba, pues.  Implican hacer estudios y tomar decisiones y... Zzzzzz... Mucha nota.  Mejor todos al servicio militar obligatorio y se acabó.  Marchemos todos juntos.  Más fácil.

"Hay países y hay países".  Como siempre que una autoridad propone un disparate, habrá ejemplos de países que hicieron A y B con C al medio y que obtuvieron supuestamente buenos resultados.  Ahí hay que tener cuidado para ver las diferencias sutiles que podrían haber.  Por lo pronto, hay que tener en cuenta que hay países que viven bajo amenaza latente y constante, como lo puede ser Israel.  Ahí se justifica que todos hagan servicio militar obligatorio, porque viven en tensión constante.  Pero, ¿aquí? Hace tiempo que la amenaza más urgente que tenemos es interna.

A gritos varios analistas (tipo Gino Costa o Fernando Rospigliosi) han insistido en que tenemos que replantear nuestras fuerzas armadas para que puedan hacer frente a nuestras verdaderas amenazas: los imprevistos naturales, el narcotráfico, la delincuencia, etc.  Y para eso no necesitas masa de gente, sino un staff especializado y profesional.  Pero claro, eso cansa.  Mejor es jugar a los grandes números y reclutar obligatoriamente a medio mundo.

Dar una alternativa.  Habiendo dicho todo esto, debo aclarar que no me parece una locura que haya un servicio obligatorio, pero que no necesariamente sea militar.  Hay países en los que existe la alternativa de hacer servicio civil: Ayudar en hospitales, asilos, etc.  Por ejemplo, el fin de semana pasado se llamó la atención sobre la patética situación en la que los estudiantes de medicina deben hacer su Serum. ¿No vale ese Serum uno y quizás incluso más de uno de esos servicios militares obligatorios?

Lo que están planteando, entonces, estas lumbreras, es que un chico de pocos recursos, pero brillante, que sale del colegio e ingresa a una universidad nacional a estudiar medicina se pase un año antes de eso haciendo el servicio militar, para luego hacer el esfuerzo de estudiar en la universidad y luego hacer un segundo servicio a la nación, pero en condiciones peores.

Entonces, debería poderse uno exonerar de ese servicio militar a cambio de algo más.  Porque lo que es yo, las fuerzas armadas en este país están tan desprestigiadas (con justa razón, no porque nos la hayamos agarrado con ellos) que mejor sería que las cerremos, como en Costa Rica.

La confirmación de la teoría. En teoría económica iniciativas como Beca 18 son peligrosas, porque pueden nacer acotadas con un objetivo claro, pero después habrá presión política a ir incluyendo a cualquier gato por puro populismo.  Finalmente pueden terminar siendo un gran desperdicio de dinero, pues se pierde el enfoque y el público para el cual fue creado ya no es realmente atendido.  Y miren, pues, qué casualidad. Hoy escucho en RPP que a los que hagan su servicio militar le darán acceso a Beca 18 y a préstamos del Banco de la Nación.

Básicamente es exactamente lo que te predice la teoría que va a suceder con iniciativas potencialmente populistas. ¿Qué tiene que ver el Banco de la Nación ahí? ¿Cuál es la justificación económica (no política) para eso? Ojo que esto se va a hacer con el dinero de todos los peruanos.

¿No deberían usar ese dinero para, no sé, pagarle mejor a los oficiales de las fuerzas armadas? Por lo menos los que estamos viendo en la televisión justificando lo injustificable.  Partan de la premisa obvia de que están limitando nuestras libertades.  Después hablamos.

En esa misma línea: ¿Se acuerdan cuando el Banco de la Nación se salió con el floro de que ahora prestaría a personas, pero solo a los trabajadores del mismo Banco, así que no se preocupen? Y que se les dijo que mentira, a la primera que puedas vas a expandir tu público y comenzar a prestar a gente de fuera, tal como lo predice la teoría.  Bueno, ahí lo tienen.  Y seguro que será a una tasa de interés subvencionada.  Porque a la hora de arrojar la casa por la ventana, el cielo es el límite.

(Dibujito de arriba: http://castellanoscomics.blogspot.com)


Escrito por

mildemonios

Economista con postgrado en periodismo.


Publicado en

Economía de los mil demonios

No respondas a la pregunta que te hacen, sino a la que deseas que te hayan preguntado