vamos por las 5,000 firmas!

El drama de los penales peruanos (2): Pobrecitos nuestros reos

Publicado: 2012-02-23

Hace unos días se escaparon 17 reos de alta peligrosidad de un penal en Tacna.  Como reacción a esta situación la policía alega haber movilizado ni más ni menos que a 3,000 policías (ni enterado que teníamos tantos efectivos disponibles).  Desde entonces hasta ahora han ido a atrapando de a poquitos a los fugitivos, convirtiendo todo el asunto en una potencial próxima miniserie de canal 2, con Vanessa Terkes como la dura coronel encargada de la operación.

A raíz de este incidente se ha vuelto a comentar por aproximádamente ocho segundos la lamentable situación en la que se encuentran los penales en este país, algo que no es para nada nuevo ni novedoso.  Hace años que los directivos del INPE están pidiendo a gritos un cambio en la forma cómo se gestionan las prisiones en el Perú.  No solamente más plata, que de por sí ya es una necesidad, sino una forma distinta de ordenar todo el asunto.

Como digo, esto no es nada nuevo. ¿Se acuerdan de Lurigancho Discoteque en octubre del 2009? ¿O de dramas de los reos hechos conocidos en el 2010? ¿O cualquier reportaje de programa dominical cuando no tiene escándalo esa semana y que manda a un camarógrafo a un penal cualquiera a hacer tomas para luego comentarlas?

Aquí el problema de fondo es que la población de los reos ha crecido demasiado.  El INPE se toma la molestia una vez al mes de insistir sistemáticamente en que están sobrepoblados.  Chequeen su boletín de diciembre del 2011.  En su primera página pueden ver este gráfico que muestra el incremento explosivo de la cantidad de gente que tienen en penales.

¿Ya vieron que del 2010 al 2011 damos un salto de tener 45,464 reos a tener 52,700? Ahí tienen los resultados de sus políticas de lucha contra la delincuencia. ¿Qué? ¿A dónde creían que iban a parar todos esos delincuentes que no quieres en tu barrio? ¿A la zona fantasma? No, pues.  Van a parar a penales, los cuales simplemente están en tal nivel de hacinamiento que mandar más gente a cárceles se convierte en un acto relativamente cruel.

No solamente no debería sorprender que del penal en Tacna se fuguen 17 criminales peligrosos, sino que además lo hagan con ayuda de los propios guardias.  A estas alturas ya no es noticia que personal del INPE recibió dinero de estos reos, algo que el jefe del INPE demanda que sea sancionado duramente.  Y sí, supongo que debe serlo.  Pero además tenemos que reconocer como sociedad que no estamos siendo muy humanos que digamos en la manera como estamos tratando a los prisioneros.  No digo que los bañemos en tinas de leche o que les demos caviar en el desayuno.  Pero cuando uno ve cuadros como el siguiente, tomado del mismo boletín del INPE, debería preocuparse y preguntarse si tanto rollo de los derechos humanos no debería aplicarse también a estos reos.

Hace años que se conoce este drama, pero no se toma al toro por los cuernos.  Y no se trata solamente de meter más plata o contratar más personal, se trata de construir más penales que sean más modernos y que respondan a las nuevas tendencias en cuando a rehabilitación de delincuentes se trata.  Sí, hay nuevas tendencias hasta en esto.

En otros países lo que se ha intentado es entregar en concesión a empresas privadas este asunto.  Y si bien no ha sido completamente exitoso en todos los casos (en Estados Unidos, por ejemplo, este sistema es bastante criticado), lo cierto es que cualquier cosa sería mejor que el estado de hacinamiento y casi colapso en el que se encuentran nuestras cárceles.  Alguna vez, no hace mucho, ProInversión tenía entre su cartera de proyectos la entrega en concesión de penales.  Hoy en día si uno entra a la sección de su página web en la que se listan los "establecimientos penitenciarios" en los que un privado podría invertir si quisiese, vería una lista con solo ítem, el cual ni siquiera es una prisión... Aunque...

Si se fijan en las normas legales publicadas hoy en El Peruano, e incluye el Decreto de Urgencia 007-2012, el cual declara en emergencia el sistema penitenciario y dicta medidas excepcionales y urgentes en materia económica y financiera.  Asigna un presupuesto adicional al asunto, dispone implementación de jornadas laborales especiales y... se encarga a ProInversión dictar las medidas necesarias para promover la inversión privada en infraestructura penitenciaria.  Así que a lo mejor esta vez las cosas por fin cambien.

(Dibujito de arriba: http://otravezandres.blogspot.com/)


Escrito por

mildemonios

Economista con postgrado en periodismo.


Publicado en

Economía de los mil demonios

No respondas a la pregunta que te hacen, sino a la que deseas que te hayan preguntado