la naranja está partida

Y el 2011 no es electoral (12): Los otros ministros de economía

Publicado: 2011-06-02

Si el problema de Keiko es su vinculación a un régimen corrupto como fue el de su padre -lo cual curiosamente rebota en el destino de sus primeros ministros de economía-, el principal problema del amigo Humala es su indecisión y cambio constante de una propuesta económica a otra.  Como decía en el post anterior, si nos ponemos exagerados, el régimen con el que más se puede comparar un eventual gobierno del amigo Humala es con el de Toledo: Prometió de todo para poder llegar al poder, llegando se dio cuenta que había hecho promesas que en la práctica son mutuamente excluyentes, no tiene un partido de verdad sino un caudillismo detrás de él, tendrá una primera dama que hará lo que quiera con los temas que aborde, etc.

El amigo Toledo tuvo cinco ministros de economía (aunque uno es repetido).  Es decir, un promedio de uno por año, lo cual ya es un problema, porque proyecta una inestabilidad en la política económica que podría haber sido problemática.  Aunque no olviden que el amigo Toledo siempre se jactaba de contar un buen manejo de la macroeconomía, para lo cual necesitabas un ministro de economía fuerte y un director del BCR sólido.  Aquí están los ministros de economía del régimen toledista.

Pedro Pablo Kuczynski Godard (28 de julio de 2001)

Javier Silva Ruete (12 de julio de 2002)

Jaime Quijandría Salmón (25 de julio de 2003)

Pedro Pablo Kuczynski (16 de febrero de 2004)

Fernando Zavala Lombardi (16 de agosto de 2005)

Ninguno de los cuatro  fue a parar a la cárcel, que yo sepa.  Pero, cosa curiosa, en estos cinco ministros de economía nuevamente se refleja el principal problema del partido del amigo candidato en cuestión.

El amigo PPK venía de haber sido ministro en el régimen de Acción Popular como ministro de energía y minas.  Y después de su paso por el gobierno de Toledo, se lanzó el mismo en otro partido, Alianza por el Gran Cambio.  A Perú Posible no le daba ni la hora.  O sea, nada de cárcel, pero sí migración de partidos.

El amigo Silva Ruete también venía del gobierno de otro partido: Había sido ministro de agricultura en un gobierno de Acción Popular y había sido ministro de economía con dos gobiernos distintos (Morales Bermúdez y Paniagua).  En el colmo del veletismo político, había sido senador por el partido aprista y llevando este concepto a otro nivel completamente, fue parte de la campaña de Vargas Llosa en el 90 por el partido Fredemo. ¿Aún no es suficiente? Fue luego miembro del equipo de campaña de Andrade en el 2000.  Eso es otro partido político completamente: Somos Perú.

El amigo Jaime Quijandría tendrá encima para siempre la controversia de Camisea de cuando fue ministro de energía y minas.  Este pata no duró ni un año como ministro de economía, dicho sea de paso.

El amigo Fernando Zavala es otro que pasó caleta, aunque a éste no le cayó ninguna controversia y ningún juicio.  Venía de ser viceministro.  Y listo, no se puede decir mucho más de su carrera política.

Nuevamente tomen nota de que los cinco (contando a PPK dos veces) tenían una vida profesional previa contundente.  A sabiendas de lo que vino después, de hecho que sobresalen PPK y Silva Ruete, que habían sido personajes fuertes en el BCR, que es en muchos temas la contraparte del MEF.  El mismo PPK y el mismo Silva Ruete también habían tenido buenas posiciones en el Banco Mundial.  Silva Ruete también ha pasado por el BID, la CAF y el FMI.

Pero otra vez pueden ver cómo convocar como loco a técnicos de peso no es suficiente para formar un institución.  Estos causas terminaron su pollo y se pasaron al siguiente partido en la lista o al siguiente organismo internacional. ¿Es eso lo que necesitamos? ¿No estábamos hablando de que queremos institucionalidad, con personajes más confiables? No dudo de estos causas como profesionales.  De hecho, como economistas son intachables e incuestionables.  Tengan por seguro que nunca en mi vida querría enfrascarme en un debate económico con uno de ellos. ¿Pero políticamente? Pucha.  Ahí no sé.

Ahora hagamos fast forward al presente y a la campaña actual.  Veamos el listado de maravillosos técnicos que avalan el plan de gobierno del amigo Humala y de los que manda a discutir en programas de entrevistas por él. ¿No encuentran un parecido? ¿Les gustó cómo a nivel gobierno central se llevaron los temas económicos en el toledismo? O sea, el Perú creció y todo eso, pero el gobierno del amigo Toledo metió las cinco con varias medidas que hasta ahora no terminamos de pagar.  Entre esas atrocidades, el proceso de descentralización de porcata que nos dejó, que es un claro ejemplo de cómo no se puede ser presidente y aspirar a quedar bien con todos.  Menos aún cuando tu gabinete lo tuviste que formar con gente tan veletista.

Ah, si tan solo tuviésemos partidos políticos de verdad en este país.  Con posiciones definidas y propuestas conocidas.


Escrito por

mildemonios

Economista con postgrado en periodismo.


Publicado en

Economía de los mil demonios

No respondas a la pregunta que te hacen, sino a la que deseas que te hayan preguntado